8M: Importancia y por qué el feminismo necesita a las mujeres sáficas

Este 8M (8 de marzo) queremos platicar contigo sobre el significado e importancia de esta fecha en la lucha feminista, así como abrir el diálogo sobre el papel crucial que tenemos las mujeres sáficas en el feminismo.

Llegó el 8M, Día Internacional de la Mujer, y en esta ocasión queremos poner sobre la mesa varios puntos de análisis en torno a esta fecha tan significativa, tales como su importancia en la lucha feminista, por qué el 8M no es un momento de celebración que dé pie a felicitaciones, y para hablar también sobre todo lo que el feminismo puede y debe aprender de las mujeres sáficas.

Pero para poder empezar a entender la importancia del 8M, primero tenemos que dejarnos muy claro qué es. MIRA ESTA LISTA DE PELÍCULAS Y CORTOS SOBRE POR QUÉ EXISTE Y ES TAN IMPORTANTE EL 8M.

¿Qué es el 8M y por qué es un evento tan importante en el feminismo?

El numerónimo 8M hace referencia al 8 de marzo, fecha en la que se conmemora globalmente el Día Internacional de la Mujer.

Este día funge como un recordatorio y reconocimiento de la lucha histórica de las mujeres para obtener los derechos que como seres humanas nos corresponden. Pero los cuales, por el mismo hecho de ser mujeres, nos fueron negados, y siguen siendo, en más casos de los que quisiéramos admitir.

La lucha de las mujeres por el respeto a sus vidas y el derecho a tener una participación social justa e igualitaria respecto a los hombres existe desde la antigüedad. Las mujeres hemos vivido bajo la opresión patriarcal por milenios. Y por milenios la hemos resistido también. ESTOS SON ALGUNOS CONSEJOS DE SEGURIDAD SI ASISTES A LA MARCHA DEL 8M.

Estos múltiples momentos de resistencia derivaron, con mucho trabajo de mujeres organizadas de todo el mundo, en que hoy exista un Día Internacional de la Mujer, propuesto desde 1909 por la feminista alemana Clara Zetkin. Pero fue proclamado hasta 1975 por la Organización de las Naciones Unidas.

Desde entonces, el 8M ha sido una fecha sumamente significativa en la que mujeres de todo el mundo no solo conmemoramos los logros y luchas de nuestras antepasadas. También protestamos por las violencias e injusticias que las mujeres seguimos viviendo al día de hoy.

Sin embargo, en muchos casos el 8M también ha sido malinterpretado como un día festivo más en el calendario, con el hábito incluso de felicitarnos a las mujeres en este día.

Por qué en el 8M no se felicita a las mujeres

Aunque en muchos casos la costumbre de ‘felicitar’ a las mujeres en el Día Internacional de la Mujer —como se felicita a una bióloga en el Día Internacional de les Biólogues— puede venir de un buen lugar, existen varias razones por las que las mujeres necesitamos que se deje esta costumbre.

En primer lugar, porque el 8M no es una festividad, es una conmemoración. La lucha de las mujeres por nuestros derechos no ha sido fácil, y en muchas ocasiones ha implicado la vida o la integridad física y psicológica de aquéllas que han levantado sus voces.

El 8M es un día para conmemorar ese trabajo, los logros que han cambiado radicalmente nuestras vidas y para reflexionar lo mucho que aún falta por hacer.

Felicitar a las mujeres en un 8M, tomando en cuenta lo anterior, trivializa nuestra lucha histórica, reduciéndola a un día feriado cualquiera, como el 14 de febrero, que no tiene la carga social y política que el 8M tiene.

8m se conmemora no se celebra
El 8M tiene una historia de lucha social. / Foto: Twitter (@generoenaccion)

Además, aunque puede resultar incluso difícil de reconocer, la felicitación a las mujeres en el Día Internacional de la Mujer es, por sí misma, un gesto de condescendencia patriarcal. Y demuestra una incomprensión abismal de las graves problemáticas que nos llevan a las mujeres a protestar, especialmente en regiones en las que las movilizaciones feministas han sido combativas. CONOCE ALGUNOS LOGROS QUE HA TENIDO LA LUCHA LÉSBICA PARA LOS FEMINISMOS LATINOAMERICANOS.

No me felicites, apóyame en la lucha

Créenos: a las mujeres nos importa y vale más un ejercicio de reflexión y análisis sobre las muchas formas en las que hoy en día y en todo el mundo se violentan nuestros derechos y nuestras vidas mismas.

Más que un simple gesto de felicitación, las mujeres requerimos de apoyo y compromiso continuo en nuestra lucha para vivir vidas dignas, seguras, protegidas, garantizadas e igualitarias.

Mientras existan los feminicidios; las violaciones a mujeres y niñas; la brecha salarial; la violencia y discriminación a las mujeres que se desenvuelven emocional y eróticamente con otras mujeres; la desigualdad sanitaria, laboral, social, económica y escolar entre hombres y mujeres, no hay nada que celebrar.

Mientras las mujeres sigamos siendo vistas en un peldaño inferior de importancia respecto a los hombres en cualquier esfera de lo humano, NO HAY NADA QUE CELEBRAR.

Este 8M no lo olvides, el feminismo necesita a las mujeres sáficas

Como mencionamos al inicio de la nota, uno de los puntos de análisis que queremos abordar para este 8M es el papel crucial, y muchas veces ignorado, de las mujeres sáficas en el feminismo. ELLAS SON ALGUNAS MUJERES HISTÓRICAS DEL ACTIVISMO LBTQ+ EN MÉXICO.

Recordemos que la interseccionalidad es un principio fundamental en el feminismo. ¿Esto qué significa? Que, para poder ser una verdadera herramienta para todas las mujeres, el feminismo debe ser un movimiento que reconozca e incorpore en su análisis las intersecciones de clase, nacionalidad, color, identidad y orientación sexual, entre otras.

8M Feminismo Mujeres sáficas
La interseccionalidad es un principio fundamental en el feminismo. / Foto: Afectos Especiales

La interseccionalidad es importante porque cada mujer experimenta múltiples formas de opresión y violencia que están condicionadas por estos subconjuntos a los que pertenecen.

Si bien una mujer heterosexual y una mujer lesbiana son ambas oprimidas por el heteropatriarcado (sistema que trata de superior al hombre y a la heterosexualidad sobre otros géneros y orientaciones sexuales), cada una vivirá formas de violencia, opresión y discriminación diferentes.

En el caso de las mujeres que nos relacionamos con otras mujeres, se dice que vivimos una doble discriminación. Primero la misógina, por ser mujeres. Y luego la lesbófoba, por vincularnos con otras mujeres y no con ‘el hombre’, como se espera que hagamos.

De este modo, las mujeres sáficas somos una confrontación viviente a las nociones tradicionales de género y sexualidad. MIRA LA HISTORIA DE LAS MARCHAS LÉSBICAS EN MÉXICO.

Lo que el feminismo puede y debe aprender de las mujeres sáficas

Nuestra mera existencia cuestiona y desafía las normas sociales y culturales establecidas sobre cómo deben ser las relaciones y las identidades de género.

Nuestra resistencia al heteropatriarcado ofrece un modelo alternativo de relaciones en las que las mujeres podemos construir vínculos horizontales entre nosotras. Lo anterior sin la influencia de un arquetipo masculino dominante en la relación, lo cual puede extrapolarse a relaciones heterosexuales también.

Los vínculos entre dos mujeres que se perciben como iguales permite cuestionar la jerarquía de los roles sexuales y la erotización de la desigualdad. Las mujeres sáficas, especialmente aquellas que pertenecen a otras comunidades marginadas, enfrentamos múltiples formas de discriminación y opresión.

Al reconocer, valorar, amplificar y aprender de nuestras experiencias, el feminismo será un movimiento más inclusivo y solidario para todas las mujeres. Así que todo el apoyo y todo el aprendizaje que podamos aprovechar, lo necesitamos. ESTAS SON ALGUNAS ORGANIZACIONES QUE OFRECEN APOYO A MUJERES SÁFICAS EN MÉXICO.

Actualmente, las mujeres en todo el mundo nos encontramos en un ambiente social y político que no solo permite la violencia hacia nosotras y nuestras vidas, sino que incluso la facilita.

Para todas quienes tengan la posibilidad de ir a marchar este 8M, no la dejen pasar.

¿Tú marcharás este 8M? ¿De qué otras formas crees que el feminismo puede crecer a partir de las experiencias de mujeres sáficas?

Majo
Majo
Bióloga de formación, lesbiana de vocación. Nadadora, feminista, viajera incansable, y vegetariana desde antes que se pusiera de moda. Amante de los libros, Madonna, las pelis de Disney y la leche de almendras. Escribo en lo que llega mi carta de Hogwarts.